Molins de Rei   93 680 26 74 680 857 612 
Premiá de Mar  93 751 02 92

Microblading: antes y después

El microblading es una de las tantas técnicas de maquillaje existentes en la actualidad. El objetivo de este proceso es corregir o reconstruir una ceja la cual tenga vellos faltantes de forma que no se vea forzado y tenga una apariencia natural. Los procesos de este tratamiento  pueden durar 6 meses o 1 año aunque esto dependerá de la persona, su piel y las interacciones que pueda tener la zona tratada.

Dentro de estas interacciones podemos incluir por ejemplo el ejercicio, las personas que tienden a hacer ejercicio retienen menos tiempo el pigmento implantado en las cejas debido a la dilatación. 

Esto pasa porque el mismo microblading se basa en la implantación de pigmentos en la epidermis de la piel utilizando una pluma especial, así como otras herramientas para abrir y cerrar la piel. 

Unas cejas bien definidas pueden cambiar por completo las facciones de un rostro e incluso dar otra impresión de la persona. Sin embargo, algo así no se puede conseguir con solo maquillaje o depilación sin mencionar los retoques diarios que se tendrían que hacer para mantener el aspecto de las cejas.

Una de las técnicas de maquillaje duradera más reconocida y efectiva, sin contar su fácil método de realización y cicatrización..

antes del microblading

Más sobre el microblading

El microblading está para ayudar a esas personas que tienen cejas poco pobladas o con algún espacio vacío entre sus cejas, sea por cuestiones de genética, problemas de salud o alguna causa externa.

Esta técnica surgió en Asia como un método de micro pigmentación y a diferencia del maquillaje común y corriente, el microblading es un proceso más duradero y se necesita experiencia para poder hacerlo. Sin mencionar que las herramientas utilizadas en el proceso son diferentes a cualquier maquillaje normal y más difíciles de usar.

El proceso del microblading suele durar 1 hora y media o 2 horas, y se debe desconfiar de los centros que tengan precios bajos pues este proceso es muy delicado. Si se lleva a cabo de forma incorrecta o sin las medidas sanitarias requeridas pueden presentarse repercusiones a futuro.

Antes

El proceso comienza con una prueba de alergia a los pigmentos para confirmar que tipo de reacciones tiene la piel a los pigmentos. Si estos causan reacciones alérgicas, es obvio que por la salud del paciente no los introducirán. Una vez hecho esto se limpia la zona de la ceja para deshacerse de suciedad o cualquier sustancia que pueda causar infecciones, eso incluye el maquillaje.

Tomarán medidas de las cejas y realizarán marcas en la piel las cuales le permitirán a la persona que está haciendo el procedimiento guiarse para el resultado final. Esto puede tardar un poco pues hay que definir las líneas bien ya que eso marcará cómo serán las cejas al final.

Una vez hecho el diseño y siendo remarcado con un lápiz delineador se muestra el resultado al cliente para que confirme y de su consentimiento para empezar el tratamiento de las agujas, anestesiar la zona con crema o gel y abrir pequeños huecos en la ceja en los cuales irán los pigmentos. Al terminar con una ceja esta se frota para que todos los pigmentos se incrusten en sus lugares.

Después, sigue limpiarlas para ver el resultado, seguido de una segunda pasada para rellenar mas huecos y darle el aspecto que se deseaba. El proceso podría alargarse si se trata de una reconstrucción total o podría ser más rápido si es que lo único que buscas es llenar una pequeña falta de vello en la ceja. 

Cabe resaltar que este tratamiento debe ser realizado en un ambiente completamente estéril con una desinfección previa del área de la piel tanto del cliente como del encargado de hacer el microblading y utilizando herramientas desechables. Este proceso realizado de forma correcta es completamente indoloro pero los profesionales utilizan los calmantes para reducir las molestias que se puedan causar.

delineando las cejas

Después 

Los días siguientes al microblading es recomendado: evitar el ejercicio por lo menos los 2 días siguientes al tratamiento así como evitar mojar las cejas sin necesidad: no exponerse al sol pues podría irritarse la piel de las cejas; hidratar la zona con crema hidratante y evitar tratamientos agresivos en la piel.

La cicatrización tarda por lo menos 4 semanas, en las cuales puedes empezar a notar los cambios que están teniendo las cejas con respecto al antes.

Los primeros días se puede que la pigmentación está haciendo mucho efecto, puesto que el color oscuro será muy pronunciado. En la segunda semana podrás observar una reducción muy drástica en cuanto al color que se tenía la primera semana, pero no debes preocuparte porque esto es parte del proceso. En la tercera semana el color empieza a volver, y por último la cuarta semana es cuando la cicatrización termina y se debe hacer un retoque para completar.

Es importante tener en cuenta que el color que se obtenga de la pigmentación la primera semana no será definitivo pues bajara un 40% de su intensidad inicial.

Una vez terminado el proceso y su cicatrización podrás notar todas las diferencias con respecto a cómo eran antes las cejas.

  • Podrás notar el incremento de intensidad que han tenido las cejas y que los espacios vacíos han sido reemplazados. Tus cejan son completamente pobladas por fin.
  • Los pigmentos mimetizados con el color de la piel y los pelos dan a las cejas un aspecto natural.
  • Es destacable el poco mantenimiento que necesitan. Una vez terminada la cicatrización puedes seguir tu vida normal sin restringirte ninguna actividad por el miedo a perder el trabajo hecho, no requiere ningún cuidado especial excepto un retoque cada año.
  • La nueva apariencia de las cejas redefine por completo la mirada y acentúa las facciones de la cara.